Adiós, Podemos, adiós

Me he borrado de PODEMOS. Ayer anulé mi cuenta de afiliación, simpatizante o como se llame de la página de podemos.info. Y es que poco a poco, el partido que antes era bandera de transparencia, horizontalidad y modernidad, está traicionando uno a uno los valores que se suponen lo diferenciaban del resto. Recapitulemos:

PODEMOS irrumpió en la escena política española como un chorro de aire fresco brutal. Herederos del 15M, ponían sobre la mesa todos esos temas que muchos de nosotros estábamos reclamando desde hace muchos años: la creciente desigualdad, la corrupción, la mediocridad de las élites políticas…Se presentaron en las europeas con un programa que plasmaba deseos más que posibles, pero daba igual: estábamos representados. Podemos era nuestra voz. Por fin.

Llegaron los éxitos e Iglesias y compañía se vinieron arriba. las encuestas daban más y más intención de voto y es cuando llega el dia D: en un momento indeterminado entre las entrevista de Pablo Iglesias en Salvados y en El Objetivo el partido eligió su nueva estrategia. La bicha. Que consiste en (por ejemplo)

  • PODEMOS ya no es de izquierdas ni de derechas. Apuestan por un eje abajo-arriba. pueblo contra privilegiados. Quieren pescar votos en todos lados.
  • Se han aprendido una serie de consignas que repiten como loros allá donde van. Carolina Bescansa o Luis Alegre en los medios repiten mensaje sin constestar preguntas de los periodistas llegándome a poner de los nervios. Toda la naturalidad y espontaneidad del principio borrada de un plumazo. Esto es lo mismo que hacen el resto de partidos. LO MISMO.
  • El caso Monedero. Es cierto que la persecución es brutal y que Hacienda debe dar explicaciones de cómo ha filtrado estos datos para hacer electoralismo, pero Monedero, son su declaración complementaria pone de manifiesto que al principio no había elegido la mejor opción para el estado, esa que Podemos siempre defiende. Que hace Podemos? LO MISMO QUE EL RESTO DE PARTIDOS: yo no sabía nada, Montoro malo, tu más...

IMG-20150209-WA0006Personalmente no me cabe duda de la honestidad de la cúpula de Podemos y la persecución de los medios hacia ellos está siendo absolutamente repugnante e injusta. Pero lo cortés no quita lo valiente y ahora mismo lo que veo es un partido más, mediocre, inmerso en un tacticismo agotador y moviéndose en unas aguas más que peligrosas. Como mi admirado Mediotic, me he vuelto a quedar huérfano. Por supuesto, PP, PSOE son invotables, y el resto de posibilidades….pues no. Solo Alberto Garzón aprueba, pero IU a día de hoy no es alternativa. lo sería si metieran fuego a la sede y refundaran el partido (al PSOE le vale esto mismo)

Faltan meses y todavía pueden pasar muchas cosas. Ahora mismo han conseguido la lealtad de un 20 o 25% de votantes que los van apoyar si o si en las elecciones. Pero creo que no va a ser suficiente. Si quieren ganar, para convencer a los agnósticos como yo, deben dejar de lado ese clasismo hipster que abanderan, empezar a hacer propuestas y a mojarse de verdad, sin medias tintas ni miedos y por supuesto, Monedero debe echarse a un lado para demostrar que PODEMOS es y será un partido distinto, merecedor de nuestra confianza. Hoy no lo es. Y me niego a votar al partido “menos malo”

Hoy la cúpula de PODEMOS está poniendo en peligro algo que ha costado mucho conseguir. Hay mucha gente muy ilusionada. Por favor, revisen estrategias, hablen con sus bases. Hagan algo. Mójense. Por favor.

Anuncios

Síndrome de Estocolmo

“El síndrome de Estocolmo es una reacción psicológica en la cual la víctima de un secuestro, o una persona retenida contra su voluntad, desarrolla una relación de complicidad, y de un fuerte vínculo afectivo,con quien la ha secuestrado. Se debe, principalmente, a que malinterpretan la ausencia de violencia contra su persona como un acto de humanidad por parte del secuestrador.1 Según datos de la Federal Bureau of Investigation (FBI), alrededor del 27 % de las víctimas de 4700 secuestros y asedios recogidos en su base de datos experimentan esta reacción”

De verdad, aunque me hago cargo de que nuestras tragaderas con la impunidad son inmensas, no puedo comprender el momento actual (político y social) por el que estamos pasando. Somos inmunes a los casos de corrupción que salen un dia sí y otro también y vemos con resignación y apatía como nos recortan derechos sociales, nos mienten, merman nuestros sueldos, gestionan las crisis con ignorancia e incompetencia…y entre tanto vemos cómo nuestros impuestos van en gran parte en pagar intereses de una deuda que los ciudadanos de a pie no hemos adquirido, como los puñeteros rescates a los bancos.

Rios de tinta se han gastado escribiendo sobre este gobierno, elegido por mayoría absoluta en 2011. El giro hacia la extrema y ultracatólica derecha, las explicaciones absurdas, los silencios…el daño está ahí y es evidente y está a ojos de todos. La pregunta es: ¿QUÉ PASA? ¿POR QUÉ CONSENTIMOS ESTO?

De los 11 millones de votos que obtuvo el PP en 2011, calculan los últimos estudios que han perdido sobre 4 millones de votos (y subiendo). Significa que (todavía) quedan unos  6 millones de personas seguirían apoyando semejante espanto político. ¿Son todos personas ricas que usan sanidad y educación privada y son de misa diaria? ¿La red clientelar que se han construido llega a tanta gente? Me temo que no.

Entonces, ¿cuáles son las razones de que que (todavía) queden mujeres que apoyen a este partido después de la humillante reforma de la Ley del Aborto o las palabras machistas de Cañete? ¿Cómo se puede volver a confiar en alguien que nos ha mentido por sistema?

Decía Pérez -Reverte que el español es muy fiel a sus odios. Tiene razón. Somos corporativistas y egoistas, y si hay algo de lo que adolecemos, es de sentimiento de comunidad en su más amplio sentido del término. Hay rivalidad insana entre comunidades autónomas, entre pueblos vecinos, entre cofradías religiosas de la misma ciudad…Entre peñas, equipos de futbol, profesiones, partidos políticos. Queremos que nos vaya bien a nosotros y a los de nuestra “corporación”. Y no nos conformamos con eso, además queremos que les vaya “regular” al resto.  En la mayoría de casos, sobra rencor y falta empatía. Yo por mi parte, lo tengo muy claro. Quiero que me vaya bien a mi, pero también quiero que le vaya bien a los demás. Quiero que crezcamos juntos, y haya oportunidades para todos. Y cuando digo todos, digo TODOS los ciudadanos del país, tengan la ideología o religión que sea.

Del ciudadano en permanente estado de alerta contra el prójimo se aprovechan los partidos políticos, que no son más que un reflejo de lo que somos.

Recapitulemos.

  1. Tenemos una sociedad enfrentada y desorganizada en miles de fragmentos. Sumamos que a un político ser corrupto le supone un coste 0 (¿qué tiene que pasar aquí para que un político dimita?) En la comunidad valenciana, por poner un ejemplo, un porcentaje importante de diputados del PP están imputados por corrupción, y según las últimas encuestas, volverían a ser el partido más votado. Que hayan hundido a la comunidad y se hayan beneficiado de ello parece ser que no importa a la hora de ir a votar.
  2. A esta cultura de la impunidad sumamos también que no se han superado ciertos tics del pasado, y todavía existe una parte de la sociedad clasista y remilgada, que no solo se empeña en creerse mejor que el resto sino que además se esfuerza por imponernos su estilo de vida alérgico a las libertades y más cercano al sXIX que al XXI. Y LO CONSIGUE. Es para esta gente para la que está gobernado el actual partido en el gobierno, con sus medallas a vírgenes y su desprecio a la mujer. Cuando les oigo hablar de “voluntad de servicio público” me entran nauseas.

El caldo de cultivo está preparado para la gran obra: Tener entre 7 y 12 millones de personas con un Síndrome de Estocolmo descomunal.

estcolmo-sindromebInstrucciones: Para los más descreidos o espabilados se teje una red clientelar donde parte de esas personas se aprovechen (o crean que se podrán aprovechar en un futuro) de que un partido como ellos esté en el gobierno. Para el resto de ciudadanos primero se controla los principales medios de comunicación y después se crea una serie de conceptos facilísimos de entender para tener a las ovejas dentro del redil, fomentando un ciudadano acrítico y con escasa formación económica y cultural; Por ejemplo: “España se rompe”, “hay brotes verdes en el horizonte”, “la herencia recibida” “Nosotros buenos, los demás malos”, “ Si no tienes trabajo o te va mal es que no te has esforzado lo suficiente”…unido al uso de todo tipo de eufemismos que harían sonrojar a cualquiera con dos neuronas en el cerebro. Todo ello para ocultar lo evidente: que los partidos políticos mayoritarios (no solo el PP, el PSOE también) son empresas privadas con intereses privados. Y en sus cúpulas están dirigidos por gente que lo primero que hace es asegurarse su futuro, sacando brillo a la llamada “puerta giratoria” para asegurarse un puestazo en una de esas grandes compañías que ahora protegen cuando se retiren de la política.

La crisis económica no es un desastre natural. Tiene culpables con nombre y apellidos: políticos, banqueros, empresarios…y nosotros: que queremos ser como ellos o agachamos la cabeza resignados.

Es muy difícil la organización. Existen organizaciones como LA PAH que dan esperanza, pero queda mucho camino por recorrer. Podríamos empezar yendo todos a votar a las europeas. Que al menos parezca que nos queda sangre en las venas…pero no. Nuestro sindrome de Estocolmo es incurable. Amamos a nuestros secuestradores y si pudiéramos nos convertiríamos en ellos. Qué asco.

Como dice Iñaki Gabilondo, necesitamos un shock de modernidad. Ahora, por favor.

Propaganda: 11 (+1) estrategias de comunicación del PP para anularte.


Comenzamos 2013 con nuestra crisis social y económica peor que nunca: niveles de corrupción por las nubes, privatización de la sanidad madrileña, Rato en teléfonica, más recortes a la vista…pero como en el año pasado, sin visos de que nada vaya a cambiar, con la gentuza que nos gobierna haciendo y deshaciendo a su antojo.

A pesar de eso, hace ya un tiempo que cambié el foco de mis reflexiones e iras. Ya no estoy centrado en los políticos: más o menos, las cartas están sobre la mesa y está bastante claro cuales son sus objetivos últimos. Wert, Cospedal…el lobo ha enseñado los dientes y sabemos que quiere mordernos para alimentarse él mismo o a su familia más cercana.

medium_5938796728

Pues eso, mas claro…

Miro con lupa al Ciudadano Tóxico, la Sociedad Ameba, la masa social que todavía sigue apoyando a estos gestores de bajísimo nivel. Aquí es donde habría que felicitar al PP: han conseguido que todavía un número muy grande de gente (que también se está viendo perjudicada por estas políticas) apoye sus acciones y sienta la camiseta del partido, aunque cada vez menos, según el último sondeo de Metroscopia.

Hace tiempo que dejó de ser una cuestión de ideología: hay una élite política y financiera que se está haciendo de oro expoliando a las clases medias y bajas. El famoso 0’1% que lo controla todo, esas pocas familias. Y esto no es liberalismo, es Cleptocracia. Pensemos por un momento que esto fuera un pais serio, y que un partido político se presenta con programas neoliberales y diciéndolo todo “ a la cara”: Adelgazaremos el estado, creemos en la privatización de servicios pero garantizaremos la igualdad de oportunidades para todos los ciudadanos del país. Esto es derecha, no me gusta, pero respeto que se vaya de frente. Aquí no, aquí te dice Cospedal que “son el partido de los trabajadores” y luego una vez votado si te he visto no me acuerdo y hala, a repartir cargos a dedo, a putear a todo el mundo y a dejar a esos trabajadores que dices representar sin sanidad en 40 km a la redonda.

¿Pero por qué tiene éxito la propaganda del PP? No soy ningún analista profesional ni falta que me hace, soy un simple ciudadano, pero los ojos de la cara me dicen esto: Necesitan un ciudadano acrítico sin ninguna formación financiera y con un bajo nivel cultural y educativo para que sirvan estas estrategias:

1) “La culpa es de la herencia recibida”. Me veo en 2017 a Rajoy culpando a Zapatero de lo mal que va el país. Ya está bien, por favor. Zapatero gestionó mal la crisis (no supo predecirla ni minimizarla), pero no fue culpable de la crisis económica, que a poco que leas, sabes que es una crisis económica global. De hecho, si hablamos de herencia, tendríamos que irnos a la ley del Suelo de Aznar del 1998, causante de la burbuja inmobiliaria española…pero esa es otra historia. El PP ha sabido gestionar bien esta técnica, posicionando a la Sociedad Ameba en contra del PSOE en general y Zapatero en particular. Empujando a la gente a que odie al PSOE, evitas que te presten atención mientras sigues “con lo tuyo”

2)   El paternalismo y el fatalismo. Nos piden que confiemos en ellos con los ojos cerrados,  nos convencen de que no hay alternativas! Pero coño, cómo que no hay alternativas? Todo mentiras: el austericidio que estamos sufriendo tiene a las clases medias pagando las consecuencias del debacle financiero mientras los causantes y culpables están rescatados y casi todos siguen en sus puestos. El PP usa la técnica del maltratador:  “No podemos hacer otra cosa”, “Esto me duele a mi mas que a nadie” ”Gobernar es repartir dolor”…sí, ya. Me pegas por mi bien. Claro. No has cumplido ni una sola de tus promesas electorales porque no has tenido alternativa. Pobre.

3)  La utilización torticera del lenguaje. Los eufemismos. El PP es experto en usar un lenguaje ininteligible para contar las cosas, apoyándose en complejas definiciones técnicas y en el lenguaje denominado como políticamente correcto, nunca llama nada por su nombre y acaban siempre tirando balones fuera. “Crecimiento negativo” es mi favorito, al mismo nivel que “cese temporal de la convivencia“ de la Infanta Elena y Marichalar para referirse a su separación. Cuando oigo a esta gente hablar, sobre todo a De Guindos, recuerdo el anuncio de hace años de aquel coche que llevaba “Ziritione” de serie. Nadie sabía qué era, pero sonaba bien. Aquí disfrazan las palabras y se quedan tan panchos. Y la gente los cree y supongo que pensarán : “qué tipos más listos, que no puedo conseguir entender lo que dicen”.

4) Acusaciones gratuitas a diversos colectivos  para provocar que los que sufrimos la crisis nos enfrentemos entre nosotros. Ejemplos : “Los funcionarios son unos privilegiados, los parados se gastan los 400 € en teles de plasma, Los médicos están jugando con la salud de la gente…” Pretenden que nos enfademos con profesores, médicos, trabajadores del metro y que perdamos de vista el foco que ha causado el descontento de los colectivos, como si los médicos en Madrid dimitieran en bloque porque son unos vagos, no por la política de privatización. Dice el presidente  no votado Ignacio González que la gente hace muchas huelgas, que habrá que ir pensando en regular esto. Claro, nos manifestamos por capricho.

5) Simplificaciones infantiloides y cínicas. O estás conmigo o contra mi. La ausencia total de matices es aterradora, haciendo sentencias buscando nuestra complicidad (o hacernos sentir culpables). Esto es: “si tienes dudas respecto a la política antiterrorista, eres un proetarra. Todos los sindicalistas son unos vagos que quieren cobrar por no trabajar. Si no estás de acuerdo con mi opinión y me boicoteas, eres un fascista, por lo que hace falta mi reforma educativa” Y así. Generalizan, sentencian gratuitamente, acusan gravemente de cualquier barbaridad sin pruebas ni falta que les hace; si no estás de acuerdo con su expolio de lo público, eres un antipatriota y un enemigo del estado. Y debates cero.

6) Disfrazan desgracias adornándolas de orgullo y patriotismo. Peticiones de paciencia y sacrificio. El anuncio de Campofrío es el claro ejemplo de otra linea que gusta al PP, parece salido de una oficina de comunicación del gobierno. ¿Orgullosos de exportar al extranjero jóvenes preparados y de que los abuelos mantengan familias? Pero WTF?? ¿Cómo vamos a sentir orgullo ante semejante injusticia? Sentimos indignación, y mucha, además. Nos piden paciencia y sacrificio, se enorgullecen de que somos un pueblo unido y fuerte que blablablá… Pues no se donde tengo que llamar para decir que no cuenten conmigo, que por mi parte me niego a ser paciente y sacrificarme. Que lo hagan los culpables. Pero no, básicamente nos IMPONEN los sacrificios, pero es más elegante hacer como que se pide.

7)      Técnica de la zanahoria y el burro. “Pronto se verán los resultados, hay brotes verdes en el horizonte” En 2010 era 2011 el año de la salida de la crisis. En 2011 era 2012. Hoy hablamos de 2014…y en 2014 nos iremos a 2017. La reforma laboral ayudará a la creación de empleo (¡) , la subida de impuestos subirá la recaudación (¡) . Los cojones. Como el viejo chiste: ¿Papá, cuando comeremos pan de hoy? Mañana, hijo, mañana.

8) Juntos  podemos. ¿Esto lo solucionamos entre todos? Una mierda como Cincinnatti de grande! ¿Que podemos hacer además de poner el culo? ¿trabajar más? ¿Aceptar con resignación la enésima bajada de sueldo, el enésimo recorte, que nos despidan? ¿Para qué, si pagamos más por menos servicios? y por qué tenemos que mirar hacia otro lado mientras no se hace nada de justicia con los culpables?

9) Declaraciones polémicas para desviar la atención y toma de decisiones en festivos y en días de evento deportivo importante. El ejemplo más importante es el del toro bravo de Wert. No me extrañaría que estas declaraciones fueran intencionadas para crear polémica y desviar la atención. Y por cierto, si juega España o estamos de vacaciones, qué puede haber más importante?

10) “Tu más” Infalible respuesta a cualquier tipo de crítica recibida. Que hay desempleo? Con Zapatero creció también. Que Güemes privatiza para luego hacer negocio? Pues anda que no hay ejemplos similares en el PSOE. Y así. La receta es: de todo lo que nos acusen siempre se responde que ha habido alguien de partidos contrarios en el pasado que lo ha hecho también o lo ha hecho peor. Siguiente pregunta.

11) Silencio (ante hechos probados). Dejar que el tiempo cure todo. La más utilizada por el presidente: No aparece, no dice nada, no acepta preguntas en ruedas de prensa, no va al congreso. Con la complicidad de la peor oposición de la historia, redacta leyes y recorta derechos sin dar una explicación. Ya pasará la tormenta.

12)EDITO. Diferentes varas de medir dependiendo si son o no el objeto de una crítica. Siempre hay una excusa: Si se abuchea a Zapatero la gente ejerce su derecho a la libertad de expresión; si se abuchea a Rajoy son cuatro gamberros armando jaleo (una nadería). Si una manifestación va en contra de sus intereses, está compuesta por (unos pocos) antisistema que solo pretender romper cosas y hacer daño. Si apoyan la manifestación, los participantes son un océano de gente pacífica y maravillosa luchando por sus derechos. Y así, con una máxima: NUNCA TIENEN LA CULPA DE NADA, SE APROPIAN DE LOS ÉXITOS, LOS FRACASOS SIEMPRE TIENEN RESPONSABLES DE FUERA DEL PARTIDO.

Hay otro tipo de Sociedad Ameba, la consentida. Personas que saben lo que se está cociendo pero no solo no lo denuncian, sino que lo fomentan, porque se aprovechan de él o esperan chupar del bote algún día. Lo he comentado varias veces en el cutreblog. A estos aspirantes no les jode una sociedad injusta, les jode no estar ellos arriba. Es el ciudadano tóxico ”andeyocaliente”. Es la España endogámica, la de los listos, los  trepas. La que te dice  esto es lo que hay, hay que adaptarse, es la ley de la selva, solo sobrevive el más fuerte, y si hay que pisar cuellos o engañar, pues se hace. Los escrúpulos no dan de comer, es para flojos de mente y espíritu.Y si nos pillan, no problema,tenemos barra libre. ¿España moderna? Y una mierda, olvídense de Europa. Tontos que cuando viajan a Berlín se cuelan en el metro aprovechando que no hay barreras o se llevan todos los periódicos en Nueva York con una sola moneda mientras sonríen en sus adentros pensando que los extranjeros son unos “primaveras”. Sacabarrigas de puro en boca, Mercedes o BMW en la puerta y esposa con el porte de una cacatúa en el asiento del copiloto. Este es nuestro modelo, apoyar a gente a los cuales les importamos una puta mierda, soñando con ser como ellos algún día, y que disfrazados de servidores públicos ignorar despectivamente  a todos aquellos a los que deberíamos ayudar.

No soy un cenizo. De hecho, soy una persona muy positiva con sentido del humor (puedo aportar pruebas) Pero no estoy dormido ni estoy ciego. Ojalá todo cambie pronto y me tenga que comer todo lo dicho, pero el optimismo o la actitud “per se” no va a solucionar nada. Hay que movilizarse de una puta vez. Los médicos de Madrid están dando un ejemplo alucinante. Ellos sí que se están sacrificando luchando por una sociedad más justa y equilibrada.
Las necesidades educativas son alarmantes. Educación política, financiera, cultural. Que semejante panda de energúmenos nos dirija dice muy poco de nosotros. Nos roban el futuro mientras vemos babeando Gandía Shore o el Madrid-Barça. Ay…
Al menos no todos pensamos igual, todavía hay gente con ideas y brillante con ganas de pelea. El Intermedio, Jordi Évole, Rosa María Artal, Isaac Rosa, los médicos y trabajadores del metro de  Madrid, profesores de todo el pais, miles de blogs y de tuiteros críticos… Espero que no esté dicha la última palabra.

photo credit: outtacontext via photopin cc

El ciudadano tóxico

Foto de Álvaro Martín

Se me queda un sabor agridulce de la huelga de ayer. Por supuesto yo la secundé, porque independientemente de convocantes, considero que mi obligación era estar allí apoyando en la manifestación y no yendo a trabajar.  En este cutre-blog adelgazado, he hablado largo y tendido de las razones políticas y económicas estúpidas, absurdas e insolidarias que hoy nos imponen. Son una sentencia de muerte para la sociedad del bienestar y ya están dando sus primeros frutos.

Y digo sabor agridulce porque me cuesta mucho, muchísimo entender algunas posturas.

Respeto y entiendo a mucha gente que fue a trabajar por necesidad económica (son demasiados los que no se pueden permitir perder 30 o 50 € de un día), miedo o chantaje de los empresarios con amenazas de perder el empleo u otras razones argumentadas y razonables.

Entiendo, pero no respeto, a aquellos que la situación actual les viene bien, los que están por encima de la crisis, asalariados del PP y otros que no tienen nada que perder: grandes empresarios, banqueros, gente bien posicionada económicamente que no siente que deba mover un dedo por los demás.

Entiendo ya mucho menos lo de argumentar que no hacen huelga porque son los sindicatos los convocantes o que la apoya el PSOE (el que por cierto, podemos dar por muerto). La situación en la que nos encontramos debe estar por encima incluso de ellos, que por otra parte casi nunca han estado a la altura en los últimos tiempos. Casi todos los derechos sociales que hoy disfrutamos han venido de huelgas y protestas. Si no, estaríamos todavía 65 horas en la fábrica o la mujer no podría votar.

No entiendo para nada  la tibieza, cobardía, vagancia y el egoísmo (y codicia) de muchos, que son incapaces de ver ningún problema hasta que les pasa a ellos. La crisis no les ha tocado de momento, por lo tanto no hay necesidad de movilización. Los demás que resuelvan sus problemas como puedan. Aún no han visto afeitadas las barbas del vecino.

Pero lo que me saca de mis casillas, lo que no entiendo de ninguna manera y me repugna es observar a gente perjudicada directamente por las injustas políticas económicas (ya hayan quedado en paro, viendo reducido su sueldo, eliminado prestaciones de dependencia a familiares, empeorando la educación de sus hijos y así…) y todavía tengan los santos cojones de defender al gobierno. Demuestran una desinformación increíble (sí, señores, hay alternativas a la austeridad) y un servilismo propio de un perro fiel más que de una persona.

Es el votante tóxico, el que tropieza con la piedra y se encariña con ella, el que siente al partido como su equipo de fútbol, el que la capacidad crítica no se la enseñaron en la escuela y el que se cree a pies juntillas todo lo que han decidido que crea. Son los de “vivan las caenas” del siglo XXI.

Y lo peor de todo, cuando se entera de noticias como la de que un periodista mamporrero llamado  Hermann Tersch grabó la crítica de la huelga la noche antes, o que la diputación de Madrid cifró la cantidad de manifestantes en 35000 personas, no siente vergüenza.

Y he ahí el problema: si no se siente vergüenza ante manipulaciones tan monumentales, es un ciudadano tóxico.

Y si, yo ayer también di la cara y parte de mi sueldo por ese ciudadano, para intentar cambiar también su futuro. Aunque tengo muy claro que no se lo merece.

El Nobel de la Violencia

Hartos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hoy le han dado el premio nobel de la Paz a la unión Europea. Y ya mi paciencia ha colmado el vaso. La verdad es que no espero nada de unos premios por otra parte sobreestimados, solo hay que recordar que Churchill tiene el nobel de literatura y Henry Kissinger, uno de los mayores hijos de puta que ha dado el siglo XX tiene el de la Paz.
El caso es que estoy harto, con el humor por los suelos, cansado de la enésima tomadura de pelo sin gracia.

Bien cierto que ya no hay tiros en Europa. La locura nazi y la amenaza de la guerra fría son cosa del pasado, pero en la actualidad y con las nuevas tecnologías y con la estructura financiera dominante, no es precisamente paz lo que se respira en países como España o Grecia. Que no nos tiroteen no significa que no ejerzan violencia sobre nosotros.

Un poco de historia: las guerras a lo largo del tiempo han sido muchas por odios raciales o étnicos ancestrales y la mayoría por motivos económicos. Sin dar lecciones de historia, los libros están ahí para demostrar que detrás de palabras como “justicia” o “democratización” había intereses puramente monetarios. Tener el poder, utilizarlo para promover nuestros productos. ¿¿O alguien se cree que la guerra de Irak era por motivos éticos?? Grandes empresas norteamericanas estaban detrás, ávidas de hacer negocios con el desastre.

Hoy no es necesario que nos intimiden con tanques porque ya nos tienen cogidos por lo huevos con la economía. Los mercados, el nuevo occidente civilizado, ha impuesto sus reglas, que consisten en desangrar a la periferia con herramientas como el BCE, el FMI y las puñeteras agencia de calificación.
Esta gente egocéntrica y elitista, cree en un mundo donde el más fuerte sobrevive y los débiles pueden ir muriendo, generando un nuevo tipo de racismo (aunque sospecho que ha existido siempre): Los que tiene muchísimo dinero y los que no tienen nada. Políticas sociales, estado del bienestar…puras palabrejas.

En el fondo es la misma historia de siempre: amos y esclavos, nobles y campesinos…gente trabajando 18 horas al día para poder pagar los impuestos de su señor…qué diferencia hay con ahora?

Y volviendo a nuestra casa, pues tenemos unos políticos infames y mediocres que están jugando a pertenecer a esa aristocracia financiera, que le están haciendo el juego a esos poderosos y que con la maldita excusa de “no podemos hacer otra cosa”, tenemos que calmar a los mercados” y excusas así, están destruyendo un modo de vida que sin ser perfecto, permitía que nuestros hijos fueran a una buena escuela pública y podían operar a nuestros padres de forma gratuita. Ahora se cargan toda esa evolución porque unos pocos quieren (y deben) tener mucho, muchísimo dinero. Y nadie hace nada. Un ejemplo, en los presupuestos de 2013 ¡¡hay destinados 30mil millones de € a pagar intereses de la deuda!!! ¿¿¿alguien ha pensado a qué bolsillos va ese dinero??? Un dinero que por cierto, sale de nuestros bolsillos. ¿cómo hemos llegado hasta aquí? ¿qué tiene que ocurrir para que de verdad explotemos y digamos basta ya?
Paz, dicen. En un momento de la historia que bien se podría llamar “el gran expolio”.
Pues no, no hay paz. De hecho, veo bastante violencia. Lo único que deseo es que se metan el galardón bien dentro en el culo y que se les borre esa sonrisa estúpida de la cara.
Puta codicia.

Descanso mental

Decía el humorista Quequé en un famoso tuit: “No me sale de la polla relajarme. Que os están robando en la puta cara y vosotros viendo Gran Hermano. Gilipollas”

Pues ya está el resumen hecho. Hay gente que tiene el talento de resumir en pocos caracteres la situación actual.

Y es que tenemos que admitirlo: somos especiales, somos únicos. Díganme si en otro país de Europa (el que sea) tolerarían este sindios en el que estamos inmersos. Aquí mientras se quedan con nuestro dinero e ilusiones, les seguimos apoyando por causas tan peregrinas como “son de los mios” o  “la culpa es de ZP”

En este blog ya lo he dicho mil veces. La sociedad española tiene los políticos que se merece. No damos para más. Y no hacemos la revolución porque parte importante de la sociedad española quiere pertenecer a la élite del 1%, no justicia social y económica para el 99% restante. No hay sentimiento de unión (excepto en el futbol, claro). El refrán “ande yo caliente y ríase la gente” es un dogma de fe y asi nos va y nos irá. Nos joderán hasta desangrarnos…aunque ojo, hay un atisbo de luz al final del túnel. El PP ha perdido gran parte de su apoyo social en muy poco tiempo…(y el PSOE no crece, con esa oposición blanda y desorientada) ¿será un síntoma de un despertar general?

El blog se toma un descanso indefinido, esperamos volver en septiembre…u octubre si eso. Si le echan un vistazo a post como “La Aristocracia financiera” o “La farsa política” parece que están escritos hace una hora, no han envejecido nada de nada. Por lo que el objetivo está cumplido.

Agotados, pero contentos, nos marchamos. Esperamos que el viaje os haya agradado y esperamos volver algún día con pilas renovadas y con el humor reestablecido. Será una buena señal. A todos los fieles lectores del blog, un fuerte abrazo, ha sido un lujo teneros al otro lado.

“Perdón por el Desorden” de Yagües

Season II- Epílogo: Carta al Señor Montoro

Usted no me conoce, y quizá no conozca a mucha gente que gane menos de 50000 € al año. Somos esas personas que ustedes han decidido que paguen por la mala gestión de otros. Somos esas personas que lo van a pasar mal, que sufrirán para llegar a fin de mes, los que nos quedamos en paro, los que cerramos negocios…en definitiva, somos aquellos que van a pagar la factura de un banquete que ni siquiera hemos olido.

Montoro, cambiador de opinión. Caricatura de Kikelin

Desde que llegaron aquí, nos han tratado como estúpidos, como gilipollas. Lo que  niegan rotundamente un día, lo afirman sin mover un músculo de la cara otro. Posiblemente porque esa cara sea de piedra.

Y aquí no pasa nada. Mientras el inútil de su jefe se va al futbol, entregar Códices o a hacer el ridículo a Europa chuleándose y cabreando a quienes nos tienen que ayudar, usted dice perlas como la de hace dos días, que tenía que subir el IVA porque “si lo pagaran más quien lo tiene que pagar no habría que subirlo tanto”. Por eso han creado la amnistía fiscal, ¿verdad? para que se defraude menos. Y los que ya pagaban y cumplían con sus obligaciones, que se jodan.

La política de ustedes consiste en que paguen justos por pecadores. Con la cara dura y con la poca vergüenza además de no darnos explicaciones.

Se refugian en la herencia recibida. No cumplir la palabra dada, mentir, no dar explicaciones, legitimar a defraudadores, que todo, absolutamente todo caiga sobre los hombros de las clases medias…no tiene nada que ver con el ingenuo Zapatero, por muy mal que lo hiciera.

Pero lo peor de todo es que todavía quede gente que crea en ustedes. En otro pais (como Islandia, por ejemplo) la sarta de mentiras e incompetencias demostrada por ustedes los habría llevado a la calle en menos de 6 meses. Pero aqui, no. Aquí lloramos cuando meten en la cárcel a uno de los suyos. Es lo que más me cuesta entender. Hace año y medio, por ejemplo, ustedes movilizaron a sus votantes para bloquear una posible subida del IVA porque provocaba todo lo que Aguirre sostiene en el cartelito. Hoy intentan convencer a los mismos votantes de que no hay salida y que es necesario. Algo así como si lo sube el PSOE =Malo y si lo subimos nosotros =Sin alternativa. Sin comentarios.

Espe hace año y medio. Qué tiempos

Llevo un año y medio con este cutreblog denunciando esa apatía, sacando mis demonios internos intentando comprometerme con mis vecinos de pueblo, region o pais, echándole humor a situaciones penosas…y ya me he cansado. Antes pensaba que justificabamos ciertas actitudes porque vivíamos bien y no teníamos ganas de problemas. Hoy ustedes se mean en nuestra cara y nosotros abrimos la boca.

Y nadie hace nada. Vemos a los mineros, la subida del IVA, el silencio sobre Bankia, los recortes (ni ajustes ni reformas, RECORTES) cayendo sobre los mismos presupuestos, la sumisión hacia Alemania, ignorar las soluciones francesas (infinitamente más justas), los eufemismos…nadie hace nada.

Sr Montoro, se que usted no tiene la vergüenza necesaria para admitir que estamos INTERVENIDOS. Como Grecia, Irlanda y Portugal. Y que seguirán utilizando la táctica de postponer los comunicados ad nauseam…porque son así de inútiles y nunca admitirán que nos están vendiendo a los bancos alemanes. Y si tenían alguna capacidad de maniobra, lo han hecho todo al revés, dejandonos vendidos ante los mercados neoliberales que ustedes defienden. Sus reformas solo nos llevan al estrangulamiento, al paro, al no consumo y en definitiva, a la miserización de las clases medias y al hambre en las bajas. Están condenando a una generación entera.

Resumiendo, que su gobierno sobra, que usted sobra y somos muchos, muchísimos los que nunca les perdonaremos su mediocridad, falsedad e incompetencia. Usted y los suyos nos están robando el futuro y la ilusión. Lo único de lo que me quedan ganas es de salir de aquí e irme lejos a vivir (a Laponia, por ejemplo). Por todo ello, Sr Montoro, dejará usted (y sus compañeros) un recuerdo en la historia de la que que se avergonzarán sus nietos. De tiempo.

EPÍLOGO

Hoy termino la serie “Contra la estupidez humana” donde personalmente me he dado cuenta de que aunque no somos mucho mejores que los animales, hay gente fantástica por ahí y lo he pasado muy muy bien.

Volveremos.