Lapidaciones On-line 2: El caso de Lucía Etxeberría

Vaya la que ha liado aquí la amiga: hace unos dias la escritora Lucía Etxeberría hizo el siguiente comunicado: «Dado que se han descargado más copias ilegales de mi novela que copias han sido compradas, anuncio que no voy a volver a publicar libros». Lo cual me parece una gilipollez suprema. Es imposible ser más desafortunada y tratar con más desprecio a tus lectores.

Desde entonces han corrido ríos de tinta, los blogs han echado humo y le han dado palos hasta en el cielo de la boca. Personalmente de todas las reacciones me quedo con las muy moderadas (aunque directas) y respetuosas de Enrique Dans y Hernán Casciari, que son los que para mi gusto mejor explican que existe un nuevo modelo de negocio y que no existe mayor despropósito que la Ley Sinde.

El diablo!uhhhhhhh

Pero no quiero hablar de esto, que creo que está todo dicho, quiero hablar de la paliza que recibió (y sigue recibiendo) Lucía Etxebarria. Hace unos meses hablé en el cutre-blog de lapidaciones on-line, de lo valientes que somos en las redes para agredir sin consecuencias. En el caso de Etxebarria, no solamente se le criticó su postura a favor de las editoriales sino que sufrió ataques personales de toda índole. Por ejemplo:

  • Mucha gente se alegraba de que dejara de escribir, diciendo que no hacía falta, que lo que lo que hacía era un mierda y que el mundo literario está mejor sin ella. Esto es una falta de respeto a sus muchos lectores. Que los tiene.
  • Cientos de insultos gratuitos no relacionados con el tema: fea, guarra…pongan la almohadilla en twitter #luciaetxebarria o #luciaetxebarriafacts y busquen…

Estoy con Vigalondo:” Me gusta twitter cuando aplaude en muchas direcciones pero me asusta cuando se abuchea solo en una” Sobre todo me preocupa el corporativismo y la uniformidad de pensamiento. Según algunos tuiteros, parece que solo se pueda leer a escritores pro-internet, como Juan Gómez Jurado o Paulho Coelho y que el hecho de que la posición del creador con el tema de la mal llamada piratería no sea de tu agrado hace que sea un autor de mierda automáticamente. Yo veo perfectamente compatible que seas un cantante de puta madre y una mala persona. La pregunta es, vas a dejar de leer a un escritor o escuchar a un cantante porque no sean como tú piensas que deban ser? ¿Es que los creadores van a ser tus amigos algún día?

A Russian Red le cayó también hace poco la del pulpo por decir que era de derechas. ¿Entonces si eres de izquierdas no puedes oírla? ¿La hace peor cantante? Personalmente me interesaría Russian Red por sus canciones, que vote a quien le de la gana.

Son ganas de mezclar churras con merinas, o como dicen en mi pueblo, los cojones con comer trigo. Nos nos vengamos arriba tan rápido a la mínima que sople el viento a nuestro favor. Piensen por un momento que seamos nosotros los que nos equivocamos y que no solo no nos den oportunidad de retractarnos o disculparnos, sino que que al segundo siguiente nos caigan hostias sin verlas venir de todas partes. Piensen como se sentirían.

Seamos sensatos.

Anuncios

19 pensamientos en “Lapidaciones On-line 2: El caso de Lucía Etxeberría

  1. Yo soy fan de Varg Vikernes, un tipo que ha estado en prisión por asesinato. ¿Y qué? Coincido con el artículo, hay demasiado “flanderismo” ahí fuera.

    • Gracias por el comentario Taberna. Tienes razón, como adolescentes que entran en depresión cuando su ídolo se casa (con otra), pensamos que los autores además de geniales creando, deben ser (además de parecer) ejemplos de conducta.

  2. Reflexión bastante acertada. A veces las prisas por ser de los primeros en hablar sobre esto o lo otro nos pueden y no nos paramos a pensar un poco las cosas con calma. Yo tampoco estoy de acuerdo con lo que ha dicho esa señora (y aunque no tenga que ver, ni me hacía especialmente gracia la tipa, ni me entusiasmó lo poco que he leído suyo); pero le han llovido unas cuantas hostias de más que no venían a cuento.

    Ah, y lo de que no tienen nada que ver los cojones con comer trigo también se dice por mi pueblo, jeje. No sé si es que está más extendido de lo que se cree o somos de la misma zona.

    Saludos

  3. Pingback: demo | Lesvosnews.net

  4. puede estar desafortunado lo que dijo, pues a la pirateria se la combate con trabajo, no rindiendose, y cuando a alguien lo piratean es porque se es bueno en lo que hace, pero no vamos a entrar en esto, pero en este pais cuando alguien hace algo equivocado no le dan tiempo para reflexionar, lo inflan a improperios y demas lindezas sin contemplaciones y estas personas que lo hacen no saben que el dia que les ocurra algo parecido, les van a dar ese mismo jarabe porque somos muy duchos en apedrear sin estar libres de pecado.

    • Hola Enesimobeatle. Estoy contigo en lo primero que comentas: realmente cuando se realizan descargas masivas de un contenido (gratuitas o no) contruibuyen a la publicidad y a la mejora de ventas reales de un producto. ejemplos? la revista ORSAI, te la puedes descargar gratis, pero cuanto más descargas, mas la conocen y más suscriptores de pago tienen…¿magia? Lucia Etxebarría desconoce que mucha de la gente que se descarga sus libros sin conocerla, luego acaba comprándolos!
      Y en cuanto a los palos…pues como el chiste ese viejo de “vi que le daban una paliza a alguien entre tres, fui corriendo y no veas como le dejamos entre los cuatro”. Pues eso. Saludos!

  5. Hola Noestoydormido, quiero decirte 2 cosas.

    1. Acabo de leer el artículo y entiendo perfectamente lo que dices. Es cierto que en la internet un susurro se convierte rápidamente en un grito expansivo, quizá demasiado pronto como para acabar de entender, en un principio, de qué se trata. Con el inconveniente de que, en un asunto equis puede terminar opinando una cantidad de personas mucho más grande, de la que de verdad conoce el tema y que, además lo haga, con un tono muy eufórico. Todo eso es cierto.

    Pero he de decir, que yo escuché las reflexiones que hizo ésta Sra. en una entrevista que dio en la Ser, y allí, -quizá por enfado- dijo que “lo iba a explicar de nuevo (lo que ganaba), porque parece que la gente no lo entiende…”, dijo que no iba a seguir escribiendo para que unos “niñatos” informáticos se forraran y que, por supuesto hay unos escritores que “tienen cargos institucionales o lo han heredado”, pero que ella no, por lo que no puede estar permitiendo, que su libro se descargue libremente en internet. Todo eso lo dijo en un pequeño espacito que le dieron de 5 minutos, para que aclarara qué era lo que le pasaba. Y de paso, recalcaba que la gente tergiversaba y decía que estaba protestando, pero que su decisión no era una protesta, sino una necesidad. (¿?) Como si protestar fuera algo malo, o fuera un antojo de personas que cuando lo hacen, es por no dejar.

    Es decir, en 5 minutitos de nada, ésta mujer se metió con 4 colectivos distintos, sus escritores, que no terminan de entender que tiene que comer; los informáticos, que cuando hacen cosas con las que ella no está de acuerdo, son “niñatos informáticos”; con los escritores que apoyan la libre descarga, por acomodados; y con quienes protestan por algo en general, porque lo de ella no es una protesta, sino una necesidad. Algo serio, le faltó decir.

    Es decir, mi punto es que, en la misma entrevista, dice que no quiere vivir en un mundo, donde sólo se profieren insultos hacia ella. Pero es que eso es precisamente, lo que ella fomenta, con esa manera de expresarse que hasta ahora usa con respecto al tema. Que el día de mañana dice que estaba indignada y retira lo dicho, pues la gente de internet quizá también lo haga -o no-, pero no puede culpar a las reacciones cibernéticas, que levantan sus propios actos. Las personas algunas veces se olvidan que detrás de internet, lo que hay es gente, que se comporta exactamente igual que en la vida real. Y si en la vida real nos equivocamos, nada va a evitar que lo hagamos también, virtualmente. De la misma manera que nada va a evitar que si nos enfadamos, o nos alegramos o si tenemos alguna opinión acerca de algo, la expresemos.

    Para ser respetado, hay que respetar. No tiene más.

    Y lo 2do, es que no sé cómo caí aquí, pero he estado leyendo lo del Proyecto Insomnia y me ha parecido fabuloso. Sin duda alguna, aquí tienes otra seguidora y desde luego, estaría encantada de colaborar. 🙂

    Un saludo.

    • Hola Emma: primero de todo decirte que me encantan tus fotos:
      Segundo: como explicas muy bien, esta mujer se ha cubierto de gloria con un desatino tras otro. y la cagó en varias direcciones, insultando a sus lectores, que para mi es lo más grave. Y considero justas muchas de las respuestas que sus declaraciones han generado. Por lo tanto, lo que dices que para ser respetado hay que respetar, totalmente de acuerdo, pero ojo! Creo que hay que contestarle en tanto personaje público/escritora, diciéndole cosas como las que tu denuncias. Perfecto. Lo que no puede ser es que nos vengamos arriba atacandola sin filtros, llamadola puta, guarra, fea, deseandole la muerte y lindezas de ese calibre. Porque puede estar equivocada pero no es una delincuente…

      en cuanto a la colaboración, por supuesto! Ya sea con articulos, microcuentos, una foto, lo que quieras aportar denunciando nuestra estupidez como humanos, serás siempre bienvenida 🙂
      saludos!

      • Allí tienes toda la razón noestoydormido. Una equivocación no debería ser motivo de ofensa. (Incluso una ofensa, no debería ser motivo de otra ofensa). Y creo que -por muy impopular que sea-, hasta un delincuente, -por muchos motivos que parezca tener-, no merece tampoco, ser frito a ofensas.

        Tomo nota de todas las modalidades en las que puedo colaborar. 😀

        (Muchas gracias por la visita)

  6. Exceptuando el primer parágrafo, del que yo opino ” Ella sabrá si le sale a cuenta o no, y puede hacer lo que le de la gana”, estoy muy muy de acuerdo con todo lo que comentas y sinceramente agradezco el post(un poco de sentido común) y es que estoy cansado del “populismo” que llega a generar internet a veces donde el anonimato y la supuesta veracidad que se le confiere a todo lo que saca Google lleva este tipo de debates a puntos que rozan el sin sentido.

    Y que no se me mal interprete, soy un ávido usuario de la nube desde hace muchísimos años y la cosa se va de madre a la mínima sobretodo con estos temas, y es que de este tema he llegado a ver defensas que se basaban en que “como ha plagiado”, no puede hablar ni decir la suya, quienes somos nosotros para juzgar con esta superioridad moral a la gente…pero bueno esto seguirá así, hace unos meses era el video de Tinieblas González, en el que de un particular se demonizaba a todo un general(todos los que trabajamos o lo intentamos en la industria del cine), sin tan siquiera informarse(¿Para qué?) y se creía lo que se decía sin contrastar ciertas informaciones.

    En fin un placer.

    • Placer mutuo, Fabián. Suscribo tus palabras. Cuando nos camuflamos con la manada, nos causa placer no ya como atacan a otro sino comprobar que no somos nosotros los que estamos siendo evaluados. Para qué contrastar información? Como el viejo dicho: “si lo dice el pueblo, será verdad”. Pues aqui seguimos, en el Siglo XXI, todos con moral intachable de puertas para afuera ocultando las (posibles) miserias al resto del mundo.
      un abrazo.

  7. Hombre, criticas aparte, se entiende que cuando una persona que vive de escribir ve que las descargas de sus obras, por las que no cobra nada, se venden más que las ventas, de las cuales sí que cobra, pues se mosquee…

  8. Pingback: Lucía Etxebarria no ha comprendido que todo está cambiando « La octava

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s