Por qué iré a la Huelga el 29 de Marzo

Ríos de tinta corren con lo de la huelga general. Depende de la fuente de donde leas, la huelga es necesaria para protestar por el atropello a los trabajadores y es una “huelga justa” o es una pataleta de los sindicatos al ver mermados sus privilegios y por ello montan una “huelga ideológica”. En fin.

La verdad es que todo está tan enmarañado que es imposible no sentir un poco de asco ante todo lo que ocurre: la situación económica, la gestión pésima de todos los políticos (TODOS, DE CUALQUIER PARTIDO) y el intento constante de manipulación por parte de los medios de comunicación.

Como casi todas las cosas en la vida, todo sería más fácil con un poco de equilibrio y transparencia. En el tema que nos ocupa, la reforma laboral le da un poder casi absoluto a los empresarios para tomar decisiones en pos de  “mejorar la competitividad”. Y debemos suponer que esa mejora en la competitividad hará que en el medio plazo se comience a generar empleo. Pero para esto debemos partir de que TODOS los empresarios son socialmente responsables y que invertirán lo conseguido en las mejoras de la Reforma en fomentar el bienestar de la comunidad, y para nada pensarán en sus beneficios privados por encima de cualquier otro indicador…como si la vida fuera una serie de Disney Chanel.

Pero ojo, entre el blanco y el negro hay una infinita gama de grises. Hay empresarios esclavistas y otros a los que admiramos su comportamiento. Y sindicalistas vagos que solo miran por su propio ombligo y otros que no paran de dar la cara por ellos mismos y los derechos de los trabajadores. Esto lo hemos visto todos.

Nuestra única salida es apoyar a los mejores. Hay que apoyar social y económicamente (por cierto, la reforma no hace esto…) a emprendedores y autónomos. Así mismo hay que dar voz a los sindicatos que realmente representen los derechos de los trabajadores, que nos defiendan ante atropellos que ocurren todos los días y denunciar a aquellos sindicalistas que utilizan su puesto como un privilegio o como si le hubiera tocado el sueldo de Nescafé.

A mi no me gustan los sindicatos que tenemos ahora. Creo que podían haber actuado distinto desde el principio de la crisis hasta ahora, pero en definitiva, me da igual, porque considero que se está poniendo en peligro a toda la clase media. Y necesito protestar de alguna manera.

Iré a la huelga, porque están recortando mis derechos y mi seguridad laboral, porque priman el beneficio económico privado por encima de cualquier otro indicador (incluido el bienestar social), porque dudo mucho que TODOS los empresarios hagan un “uso consecuente” de la reforma y sobre todo, porque creo que esta reforma aumentará la distancia entre ricos y pobres, como ya está ocurriendo.

Necesitamos buenos empresarios que generen empleo, necesitamos buenos sindicatos que nos defiendan de abusos. Tomo partido por los dos, no tiene sentido posicionarse en un solo bando.

p.d Por cierto, menos recortes y más politicas fiscales alternativasImage

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s