Adiós, Podemos, adiós

Me he borrado de PODEMOS. Ayer anulé mi cuenta de afiliación, simpatizante o como se llame de la página de podemos.info. Y es que poco a poco, el partido que antes era bandera de transparencia, horizontalidad y modernidad, está traicionando uno a uno los valores que se suponen lo diferenciaban del resto. Recapitulemos:

PODEMOS irrumpió en la escena política española como un chorro de aire fresco brutal. Herederos del 15M, ponían sobre la mesa todos esos temas que muchos de nosotros estábamos reclamando desde hace muchos años: la creciente desigualdad, la corrupción, la mediocridad de las élites políticas…Se presentaron en las europeas con un programa que plasmaba deseos más que posibles, pero daba igual: estábamos representados. Podemos era nuestra voz. Por fin.

Llegaron los éxitos e Iglesias y compañía se vinieron arriba. las encuestas daban más y más intención de voto y es cuando llega el dia D: en un momento indeterminado entre las entrevista de Pablo Iglesias en Salvados y en El Objetivo el partido eligió su nueva estrategia. La bicha. Que consiste en (por ejemplo)

  • PODEMOS ya no es de izquierdas ni de derechas. Apuestan por un eje abajo-arriba. pueblo contra privilegiados. Quieren pescar votos en todos lados.
  • Se han aprendido una serie de consignas que repiten como loros allá donde van. Carolina Bescansa o Luis Alegre en los medios repiten mensaje sin constestar preguntas de los periodistas llegándome a poner de los nervios. Toda la naturalidad y espontaneidad del principio borrada de un plumazo. Esto es lo mismo que hacen el resto de partidos. LO MISMO.
  • El caso Monedero. Es cierto que la persecución es brutal y que Hacienda debe dar explicaciones de cómo ha filtrado estos datos para hacer electoralismo, pero Monedero, son su declaración complementaria pone de manifiesto que al principio no había elegido la mejor opción para el estado, esa que Podemos siempre defiende. Que hace Podemos? LO MISMO QUE EL RESTO DE PARTIDOS: yo no sabía nada, Montoro malo, tu más...

IMG-20150209-WA0006Personalmente no me cabe duda de la honestidad de la cúpula de Podemos y la persecución de los medios hacia ellos está siendo absolutamente repugnante e injusta. Pero lo cortés no quita lo valiente y ahora mismo lo que veo es un partido más, mediocre, inmerso en un tacticismo agotador y moviéndose en unas aguas más que peligrosas. Como mi admirado Mediotic, me he vuelto a quedar huérfano. Por supuesto, PP, PSOE son invotables, y el resto de posibilidades….pues no. Solo Alberto Garzón aprueba, pero IU a día de hoy no es alternativa. lo sería si metieran fuego a la sede y refundaran el partido (al PSOE le vale esto mismo)

Faltan meses y todavía pueden pasar muchas cosas. Ahora mismo han conseguido la lealtad de un 20 o 25% de votantes que los van apoyar si o si en las elecciones. Pero creo que no va a ser suficiente. Si quieren ganar, para convencer a los agnósticos como yo, deben dejar de lado ese clasismo hipster que abanderan, empezar a hacer propuestas y a mojarse de verdad, sin medias tintas ni miedos y por supuesto, Monedero debe echarse a un lado para demostrar que PODEMOS es y será un partido distinto, merecedor de nuestra confianza. Hoy no lo es. Y me niego a votar al partido “menos malo”

Hoy la cúpula de PODEMOS está poniendo en peligro algo que ha costado mucho conseguir. Hay mucha gente muy ilusionada. Por favor, revisen estrategias, hablen con sus bases. Hagan algo. Mójense. Por favor.

Anuncios

El ciudadano tóxico

Foto de Álvaro Martín

Se me queda un sabor agridulce de la huelga de ayer. Por supuesto yo la secundé, porque independientemente de convocantes, considero que mi obligación era estar allí apoyando en la manifestación y no yendo a trabajar.  En este cutre-blog adelgazado, he hablado largo y tendido de las razones políticas y económicas estúpidas, absurdas e insolidarias que hoy nos imponen. Son una sentencia de muerte para la sociedad del bienestar y ya están dando sus primeros frutos.

Y digo sabor agridulce porque me cuesta mucho, muchísimo entender algunas posturas.

Respeto y entiendo a mucha gente que fue a trabajar por necesidad económica (son demasiados los que no se pueden permitir perder 30 o 50 € de un día), miedo o chantaje de los empresarios con amenazas de perder el empleo u otras razones argumentadas y razonables.

Entiendo, pero no respeto, a aquellos que la situación actual les viene bien, los que están por encima de la crisis, asalariados del PP y otros que no tienen nada que perder: grandes empresarios, banqueros, gente bien posicionada económicamente que no siente que deba mover un dedo por los demás.

Entiendo ya mucho menos lo de argumentar que no hacen huelga porque son los sindicatos los convocantes o que la apoya el PSOE (el que por cierto, podemos dar por muerto). La situación en la que nos encontramos debe estar por encima incluso de ellos, que por otra parte casi nunca han estado a la altura en los últimos tiempos. Casi todos los derechos sociales que hoy disfrutamos han venido de huelgas y protestas. Si no, estaríamos todavía 65 horas en la fábrica o la mujer no podría votar.

No entiendo para nada  la tibieza, cobardía, vagancia y el egoísmo (y codicia) de muchos, que son incapaces de ver ningún problema hasta que les pasa a ellos. La crisis no les ha tocado de momento, por lo tanto no hay necesidad de movilización. Los demás que resuelvan sus problemas como puedan. Aún no han visto afeitadas las barbas del vecino.

Pero lo que me saca de mis casillas, lo que no entiendo de ninguna manera y me repugna es observar a gente perjudicada directamente por las injustas políticas económicas (ya hayan quedado en paro, viendo reducido su sueldo, eliminado prestaciones de dependencia a familiares, empeorando la educación de sus hijos y así…) y todavía tengan los santos cojones de defender al gobierno. Demuestran una desinformación increíble (sí, señores, hay alternativas a la austeridad) y un servilismo propio de un perro fiel más que de una persona.

Es el votante tóxico, el que tropieza con la piedra y se encariña con ella, el que siente al partido como su equipo de fútbol, el que la capacidad crítica no se la enseñaron en la escuela y el que se cree a pies juntillas todo lo que han decidido que crea. Son los de “vivan las caenas” del siglo XXI.

Y lo peor de todo, cuando se entera de noticias como la de que un periodista mamporrero llamado  Hermann Tersch grabó la crítica de la huelga la noche antes, o que la diputación de Madrid cifró la cantidad de manifestantes en 35000 personas, no siente vergüenza.

Y he ahí el problema: si no se siente vergüenza ante manipulaciones tan monumentales, es un ciudadano tóxico.

Y si, yo ayer también di la cara y parte de mi sueldo por ese ciudadano, para intentar cambiar también su futuro. Aunque tengo muy claro que no se lo merece.

El Nobel de la Violencia

Hartos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hoy le han dado el premio nobel de la Paz a la unión Europea. Y ya mi paciencia ha colmado el vaso. La verdad es que no espero nada de unos premios por otra parte sobreestimados, solo hay que recordar que Churchill tiene el nobel de literatura y Henry Kissinger, uno de los mayores hijos de puta que ha dado el siglo XX tiene el de la Paz.
El caso es que estoy harto, con el humor por los suelos, cansado de la enésima tomadura de pelo sin gracia.

Bien cierto que ya no hay tiros en Europa. La locura nazi y la amenaza de la guerra fría son cosa del pasado, pero en la actualidad y con las nuevas tecnologías y con la estructura financiera dominante, no es precisamente paz lo que se respira en países como España o Grecia. Que no nos tiroteen no significa que no ejerzan violencia sobre nosotros.

Un poco de historia: las guerras a lo largo del tiempo han sido muchas por odios raciales o étnicos ancestrales y la mayoría por motivos económicos. Sin dar lecciones de historia, los libros están ahí para demostrar que detrás de palabras como “justicia” o “democratización” había intereses puramente monetarios. Tener el poder, utilizarlo para promover nuestros productos. ¿¿O alguien se cree que la guerra de Irak era por motivos éticos?? Grandes empresas norteamericanas estaban detrás, ávidas de hacer negocios con el desastre.

Hoy no es necesario que nos intimiden con tanques porque ya nos tienen cogidos por lo huevos con la economía. Los mercados, el nuevo occidente civilizado, ha impuesto sus reglas, que consisten en desangrar a la periferia con herramientas como el BCE, el FMI y las puñeteras agencia de calificación.
Esta gente egocéntrica y elitista, cree en un mundo donde el más fuerte sobrevive y los débiles pueden ir muriendo, generando un nuevo tipo de racismo (aunque sospecho que ha existido siempre): Los que tiene muchísimo dinero y los que no tienen nada. Políticas sociales, estado del bienestar…puras palabrejas.

En el fondo es la misma historia de siempre: amos y esclavos, nobles y campesinos…gente trabajando 18 horas al día para poder pagar los impuestos de su señor…qué diferencia hay con ahora?

Y volviendo a nuestra casa, pues tenemos unos políticos infames y mediocres que están jugando a pertenecer a esa aristocracia financiera, que le están haciendo el juego a esos poderosos y que con la maldita excusa de “no podemos hacer otra cosa”, tenemos que calmar a los mercados” y excusas así, están destruyendo un modo de vida que sin ser perfecto, permitía que nuestros hijos fueran a una buena escuela pública y podían operar a nuestros padres de forma gratuita. Ahora se cargan toda esa evolución porque unos pocos quieren (y deben) tener mucho, muchísimo dinero. Y nadie hace nada. Un ejemplo, en los presupuestos de 2013 ¡¡hay destinados 30mil millones de € a pagar intereses de la deuda!!! ¿¿¿alguien ha pensado a qué bolsillos va ese dinero??? Un dinero que por cierto, sale de nuestros bolsillos. ¿cómo hemos llegado hasta aquí? ¿qué tiene que ocurrir para que de verdad explotemos y digamos basta ya?
Paz, dicen. En un momento de la historia que bien se podría llamar “el gran expolio”.
Pues no, no hay paz. De hecho, veo bastante violencia. Lo único que deseo es que se metan el galardón bien dentro en el culo y que se les borre esa sonrisa estúpida de la cara.
Puta codicia.

Descanso mental

Decía el humorista Quequé en un famoso tuit: “No me sale de la polla relajarme. Que os están robando en la puta cara y vosotros viendo Gran Hermano. Gilipollas”

Pues ya está el resumen hecho. Hay gente que tiene el talento de resumir en pocos caracteres la situación actual.

Y es que tenemos que admitirlo: somos especiales, somos únicos. Díganme si en otro país de Europa (el que sea) tolerarían este sindios en el que estamos inmersos. Aquí mientras se quedan con nuestro dinero e ilusiones, les seguimos apoyando por causas tan peregrinas como “son de los mios” o  “la culpa es de ZP”

En este blog ya lo he dicho mil veces. La sociedad española tiene los políticos que se merece. No damos para más. Y no hacemos la revolución porque parte importante de la sociedad española quiere pertenecer a la élite del 1%, no justicia social y económica para el 99% restante. No hay sentimiento de unión (excepto en el futbol, claro). El refrán “ande yo caliente y ríase la gente” es un dogma de fe y asi nos va y nos irá. Nos joderán hasta desangrarnos…aunque ojo, hay un atisbo de luz al final del túnel. El PP ha perdido gran parte de su apoyo social en muy poco tiempo…(y el PSOE no crece, con esa oposición blanda y desorientada) ¿será un síntoma de un despertar general?

El blog se toma un descanso indefinido, esperamos volver en septiembre…u octubre si eso. Si le echan un vistazo a post como “La Aristocracia financiera” o “La farsa política” parece que están escritos hace una hora, no han envejecido nada de nada. Por lo que el objetivo está cumplido.

Agotados, pero contentos, nos marchamos. Esperamos que el viaje os haya agradado y esperamos volver algún día con pilas renovadas y con el humor reestablecido. Será una buena señal. A todos los fieles lectores del blog, un fuerte abrazo, ha sido un lujo teneros al otro lado.

“Perdón por el Desorden” de Yagües

Firma invitadas insomnes -1

Abro hoy una nueva sección: debido a que no puedo actualizar como mis pacientes lectores merecen, siempre he querido que Noestoydormido sea

Sergio E.

una habitación con mucha gente, donde podamos compartir ideas y entre unos y otros nos abramos un poco los ojos:

Hoy os presento a Sergio Escobar: pseudofamiliar inquieto, amante del vino,  del queso, de Woody Allen y de las causas perdidas, hace de su muro de facebook un altavoz de pensamiento crítico. Seguidor del blog desde sus inicios, que menos que dejarle el primer espacio:

ESCRÚPULOS
Del libro rojo: Cita el diccionario de nuestra lengua que si no tienes ninguna duda o recelo que te punce la conciencia sobre si algo es o no cierto, si es bueno o malo, si obliga o no obliga; si nada te inquieta o desasosiega el ánimo, es que no tienes escrúpulos. Y la diferencia entre un honrado comerciante que organiza catas y maridajes para vender su vino, y un honorable comerciante que organiza miedos y conflictos para vender sus armas suele ser solo una cuestión de escrúpulos.
Las convicciones que sostienen muchos de nuestros ideales libertarios, si no las ejercitamos con la duda y la tolerancia comprensiva (no la indiferente), se oxidan y merman nuestra capacidad de indignación y asombro, esa especie de espontaneidad que se puede activar y que es el detonante de muchas de nuestras decisiones. Hace más el que busca lo que no existe, que el que cree que ha encontrado el camino; porque el que busca pregunta, y al preguntar inquieta al prójimo, pero el que sabe el camino, a menudo nos dirige al resto (y a nuestras conciencias) a donde no tenemos necesidad de ir, a vivir una vida que no hemos decidido y acabar ocupando tumbas ajenas.

Todos a la calle el 12M

Familia: nunca me ha gustado el alarmismo pero estamos en una situación desesperada.

Unos tipos aprovechándose del apoyo de una masa social importante, están haciéndolo justo lo contrario que pregonaban en campaña electoral, desmantelando el estado de bienestar para contentar a mercados y beneficiarios de posibles privatizaciones (que en muchos casos son sospechosamente familiares de los gobernantes). Porque este es el escenario: Mercados ávidos de extraernos hasta la última gota de nuestra sangre; políticos que gestionan para salvar su culo y el de los suyos y lo peor de todo: ciudadanos que no solo justifican dichos actos SINO QUE ENCIMA LOS APOYAN, llegando al nivel más bajo de síndrome de Estocolmo, aquel que no solo perdona a su agresor, sino que además lo justifica. Y con unos eufemismos infames: nacionalización en vez de socialización de las pérdidas, que si la educación va a ir mejor con los “ajustes”…desesperante tanta caradura.

No me creo que no haya otra solución para la arreglar “la herencia recibida”, aunque creo que utilizan esto como excusa, como podrían haber elegido cualquier otra. Poniéndonos en situación de que fuera verdad que el anterior gobierno lo dejó todo empantanado, lo de la puta austeridad como única solución produce arcadas. Investiguen un poco si quieren, ahí donde se ha probado ha fracasado, porque la formula es muy sencilla:

Menos dinero en todos lados=estrangulamiento de la economía=crecimiento del paro y la miseria.

Tengo un poco de esperanza, no lo puedo remediar, con Hollande. Luego pasará como con Obama, que llegó con muchas ganas y en un año se le llenó el pelo de canas, pero al menos es un chorro de aire fresco. Solo con echar un vistazo a su programa, te da subidón…

Por ello, todos aquellos que no sufran la alienación de este síndrome de Estocolmo al que nos quieren someter, debemos salir a la calle este 12 de mayo y quejarnos, hacernos oir, otra vez, y todas las veces que hagan falta para denunciar todo el daño que nos están haciéndo estos…llamémoslos incompetetentes. Para otros calificativos, lean este magnífico artículo.

Ciegos y Sordos. Y sobre todo, mudos.

Foto de Democracia Real Ya

Publiqué hace unos meses el siguiente minicuento que hoy me permitirán repetir, dada su rabiosa actualidad:

“- Necesitamos que gaste más dinero para reactivar la economía.

– Pues súbame el sueldo, así tendré más recursos para consumir en ocio, comida, coches.

– No es posible; necesitamos recortarle el sueldo para reactivar la economía.

– ¿Pero entonces cómo quieren que gaste más y cobre menos?

– Es su problema, búsquese la vida. No estoy yo ahora para dar lecciones de macroeconomía.”

Pues eso. Aunque ya en Japón saben que la austeridad solo lleva a más austeridad, paro y precariedad, seguimos erre que erre con la cantinela del deficit.

No hacen falta estudios, leer 10 periódicos o ser especialista en economía para darse cuenta que esta situación está provocada por unos pocos para aprovecharse del resto. Pero no nos damos cuenta, no nos queremos dar cuenta. No queremos ayudar al prójimo, no queremos justicia social: queremos pertenecer a la élite.

Y otra cosa: cuando no se puede votar a los que verdaderamente mandan, ¿cómo se llama eso? ¿ein?

Pero bueno, tampoco me extrañaría que si pudieramos votar ganaran los mismos…total, si estuvo Berlusconi en Italia todos esos años, aqui ganaría las elecciones la mismísima Merkel. “Vivan las caenas”, que decían en el Siglo XIX.

Qué ganas tengo de que llegue la Eurocopa!! 🙂