Spanien 2035

– Papá, papá, cuéntame porque estamos aquí

Bandera creada por el gran @carvalladolid

– Aquí viviendo en el gueto?

– No! cómo hemos llegado a esta situación.

– Todavía eres muy jóven para llenarte la cabeza con temas tan tristes…

– Pues no lo soy para comer una o ninguna vez al día, cazar o estar muchas horas seguidas sin parar de andar o estudiando.

– Buf…bueno, está bien. Todo empezó en 1998 con la Ley de Liberación del Suelo, con la cual se permitía construir casi en cualquier sitio. A todo el mundo se le fue la cabeza y se puso a edificar, los jóvenes salían de las escuelas para trabajar de albañiles y los bancos daban créditos como si no hubiera un mañana. Se abrieron cientos, miles de Inmobiliarias y pasamos una época donde atábamos los perros con longaniza y los bancos no le negaban un crédito a nadie.

– Y qué pasó después?

– Que no era oro todo lo que relucía, no había demanda para tantísima oferta y en 2008 comenzó a explotar lo que se llamó “burbuja inmobiliaria”. Cientos de miles de pisos sin vender y casi todos los bancos con unas pérdidas absolutamente escandalosas, hijo. A esto debemos sumar que estábamos gobernados por los políticos más estúpidos de la historia, los que luego la historia llamó coloquialmente “Los Mediocres”, porque tomaban al pueblo por imbécil y se dedicaban a ocultar su incapacidad mediante mentiras y palabras huecas, mientras gobernaban para las personas que realmente tenían el poder, que eran las que tenían el dinero y la capacidad de decidir si nos lo prestaban y en qué condiciones. La mayor parte de estas personas estaban en Alemania.

-La gente no se rebeló?

– Al principio no. Antes de que nacieras, cuando todavía el país se llamaba España, vivíamos en una especie de letargo y cuando nos daban una bofetada poníamos la otra mejilla. Votábamos por costumbre y mirábamos como nuestros amigos iban quedándose en paro pensando que nunca nos pasaría a nosotros. Yo era estudiante en esa época y sabía que se estaban jugando mi futuro a los dados.

– ¿Cuándo ocurrió el levantamiento?

– En 2014. El gobierno de entonces, de tan infausto recuerdo, presionado por los acreedores, cometió dos graves errores: el primero hacer que la gente de la calle pagara los errores de los especuladores, friéndonos a impuestos y recortes sociales creyendo que la austeridad por si sola lleva a alguna parte. Y el segundo fue no hacer justicia, quedando todos los culpables libres y disfrutando de su dinero sospechosamente ganado. En marzo de 2013 el paro llegó casi al 35% , el IVA subió al 25% y tomarse una cerveza empezó a convertirse en una tarea de ricos. La gente salió a la calle de manera masiva en mayo de 2014, cuando hasta los mismos votantes del PP empezaron a pasar penalidades. Sin consumo, sin dinero, sin negocios…los inversores huyeron, la gente formada que pudo hacerlo se fue del país y otros que no teníamos tantas posibilidades nos quedamos aquí con lo puesto.

Los sueldos bajaron tan escandalosamente como subían los precios de los alimentos básicos. Se redujo la plantilla de los funcionarios al mínimo posible, la escuela pública se convirtió en una caricatura. Así las cosas, pronto empezaron los disturbios.

En 2015 se creó la Policía Anti-Indignados (la famosa PAI), sufragada por Europa y se establecieron las cartillas de racionamiento, con lo que vinieron unos años de miseria, pero de paz.

En 2018, nuestros acreedores decidieron que no hubiera más elecciones generales por lo que Alemania, que era la dueña principal del país, ya que no pudimos devolver tantísima deuda, comenzó a elegir a nuestro presidente a dedo. Al principio era de aquí, pero pronto se comenzó a designar a alemanes como presindentes del pais. La monarquía se mantuvo, pero nuestro Rey Felipe VI sólo iba a los partidos de futbol, que curiosamente no desapareció.

En 2020 naciste tú…en el gueto donde todavía vivimos. Fue el año donde se cambió el nombre de España por Spanien y  también se cambió la bandera.

–          ¿Podremos salir de aquí alguna vez?

–      Yo no, pero tú sí saldrás. Si sigues demostrando tu valía, cada año crece el  número de jóvenes admitidos a los programas de estudios para ir fuera del gueto, por lo que no te desanimes. El examen es pronto así que sigamos con la preparación. Conjugaciones de los verbos en alemán…

Anuncios

Firma invitadas insomnes -1

Abro hoy una nueva sección: debido a que no puedo actualizar como mis pacientes lectores merecen, siempre he querido que Noestoydormido sea

Sergio E.

una habitación con mucha gente, donde podamos compartir ideas y entre unos y otros nos abramos un poco los ojos:

Hoy os presento a Sergio Escobar: pseudofamiliar inquieto, amante del vino,  del queso, de Woody Allen y de las causas perdidas, hace de su muro de facebook un altavoz de pensamiento crítico. Seguidor del blog desde sus inicios, que menos que dejarle el primer espacio:

ESCRÚPULOS
Del libro rojo: Cita el diccionario de nuestra lengua que si no tienes ninguna duda o recelo que te punce la conciencia sobre si algo es o no cierto, si es bueno o malo, si obliga o no obliga; si nada te inquieta o desasosiega el ánimo, es que no tienes escrúpulos. Y la diferencia entre un honrado comerciante que organiza catas y maridajes para vender su vino, y un honorable comerciante que organiza miedos y conflictos para vender sus armas suele ser solo una cuestión de escrúpulos.
Las convicciones que sostienen muchos de nuestros ideales libertarios, si no las ejercitamos con la duda y la tolerancia comprensiva (no la indiferente), se oxidan y merman nuestra capacidad de indignación y asombro, esa especie de espontaneidad que se puede activar y que es el detonante de muchas de nuestras decisiones. Hace más el que busca lo que no existe, que el que cree que ha encontrado el camino; porque el que busca pregunta, y al preguntar inquieta al prójimo, pero el que sabe el camino, a menudo nos dirige al resto (y a nuestras conciencias) a donde no tenemos necesidad de ir, a vivir una vida que no hemos decidido y acabar ocupando tumbas ajenas.

Todos a la calle el 12M

Familia: nunca me ha gustado el alarmismo pero estamos en una situación desesperada.

Unos tipos aprovechándose del apoyo de una masa social importante, están haciéndolo justo lo contrario que pregonaban en campaña electoral, desmantelando el estado de bienestar para contentar a mercados y beneficiarios de posibles privatizaciones (que en muchos casos son sospechosamente familiares de los gobernantes). Porque este es el escenario: Mercados ávidos de extraernos hasta la última gota de nuestra sangre; políticos que gestionan para salvar su culo y el de los suyos y lo peor de todo: ciudadanos que no solo justifican dichos actos SINO QUE ENCIMA LOS APOYAN, llegando al nivel más bajo de síndrome de Estocolmo, aquel que no solo perdona a su agresor, sino que además lo justifica. Y con unos eufemismos infames: nacionalización en vez de socialización de las pérdidas, que si la educación va a ir mejor con los “ajustes”…desesperante tanta caradura.

No me creo que no haya otra solución para la arreglar “la herencia recibida”, aunque creo que utilizan esto como excusa, como podrían haber elegido cualquier otra. Poniéndonos en situación de que fuera verdad que el anterior gobierno lo dejó todo empantanado, lo de la puta austeridad como única solución produce arcadas. Investiguen un poco si quieren, ahí donde se ha probado ha fracasado, porque la formula es muy sencilla:

Menos dinero en todos lados=estrangulamiento de la economía=crecimiento del paro y la miseria.

Tengo un poco de esperanza, no lo puedo remediar, con Hollande. Luego pasará como con Obama, que llegó con muchas ganas y en un año se le llenó el pelo de canas, pero al menos es un chorro de aire fresco. Solo con echar un vistazo a su programa, te da subidón…

Por ello, todos aquellos que no sufran la alienación de este síndrome de Estocolmo al que nos quieren someter, debemos salir a la calle este 12 de mayo y quejarnos, hacernos oir, otra vez, y todas las veces que hagan falta para denunciar todo el daño que nos están haciéndo estos…llamémoslos incompetetentes. Para otros calificativos, lean este magnífico artículo.

Revisión de Clásicos: Drácula 2012

Cartel electoral del Conde en 2012

En esto que estaba el Conde Drácula cansado de su larga y aburrida vida en Los Cárpatos. Lllamó a un agente inmobiliario para que le buscara piso en Madrid, pero después de comprobar que pese a la burbuja los precios no caían porque si fuera así le saldrían perdidas a los bancos, decidió irse a vivir a una pedanía de las afueras que estaba lo suficientemente lejos para que fuera más barato y así  depender del carro tirado por caballos para ir a todos los sitios.

Al principio de llegar se dio a la vida nocturna para poder alimentarse de sangre, seduciendo a jóvenes en flor y haciendo estragos en su pueblecito inicial, el que pronto se le quedó pequeño. Como era muy listo (sobre todo porque tenía más de 500 años) pronto comprendió que su futuro estaba en la política.

Aunque resultaba raro que solamente apareciera de noche en los actos oficiales, su popularidad creció como la espuma, dada su facilidad de palabra y su aspecto siniestro, muy a lo Camps. A pesar de que sus únicas acciones eran chuparle la sangre a los votantes, comenzó a obtener mayoría tras mayoría en las elecciones, ya que los españoles cuando nos acostumbramos a que nos saque la piel alguien, es muy difícil cambiar a otro político o vampiro. Por que en España somos fieles a los partidos políticos como si fuera un matrimonio católico de los de antes. Es un amor para toda la vida

A Drácula le salió un contrincante, Van Helsing, que después de muchas manifestaciones, destapar mentiras, y mucho, mucho trabajo consiguió arrebatarle el poder y sepultar al Conde en uno de sus Aeropuertos-Cementerio.

Van Helsing se vino arriba con la victoria, pero le duró muy poco. El apocalipsis estaba a la vuelta de la esquina. Una evolución del ser, una nueva forma moderna de vampirismo con la que no podía luchar: la banca.

Ciegos y Sordos. Y sobre todo, mudos.

Foto de Democracia Real Ya

Publiqué hace unos meses el siguiente minicuento que hoy me permitirán repetir, dada su rabiosa actualidad:

“- Necesitamos que gaste más dinero para reactivar la economía.

– Pues súbame el sueldo, así tendré más recursos para consumir en ocio, comida, coches.

– No es posible; necesitamos recortarle el sueldo para reactivar la economía.

– ¿Pero entonces cómo quieren que gaste más y cobre menos?

– Es su problema, búsquese la vida. No estoy yo ahora para dar lecciones de macroeconomía.”

Pues eso. Aunque ya en Japón saben que la austeridad solo lleva a más austeridad, paro y precariedad, seguimos erre que erre con la cantinela del deficit.

No hacen falta estudios, leer 10 periódicos o ser especialista en economía para darse cuenta que esta situación está provocada por unos pocos para aprovecharse del resto. Pero no nos damos cuenta, no nos queremos dar cuenta. No queremos ayudar al prójimo, no queremos justicia social: queremos pertenecer a la élite.

Y otra cosa: cuando no se puede votar a los que verdaderamente mandan, ¿cómo se llama eso? ¿ein?

Pero bueno, tampoco me extrañaría que si pudieramos votar ganaran los mismos…total, si estuvo Berlusconi en Italia todos esos años, aqui ganaría las elecciones la mismísima Merkel. “Vivan las caenas”, que decían en el Siglo XIX.

Qué ganas tengo de que llegue la Eurocopa!! 🙂

Una reflexión sobre el 29M

Ayer estuve de huelga. No se si los sindicatos tendrán razón en sus estimaciones (lo que estoy seguro es que el gobierno no la tiene), pero éramos muchos en Murcia y por lo que he leído, visto y seguido en las redes sociales, también han sido muchos en el resto de España, a pesar de las portadas de los periódicos conservadores, en las que parece que todo el mundo trabajó con normalidad (hubieran puesto la misma portada aunque se estuviera todo el país en la calle).

Aun así, tengo un sentimiento agridulce…les voy a contar por qué. Respeto mucho las opiniones de los demás. En serio. Al contrario de muchos otros que solamente sienten empatía hacia su propio culo, intento siempre escuchar y e intentar comprender las razones que se enfrentan a las mías para tener una visión más completa de un asunto y si se tercia, hacer autocrítica. El miércoles por la noche, repasé el twitter antes de dormir  para ver cómo iba la cosa cuando me encontré un montón de comentarios en contra de la huelga digamos que…sorprendentes:

  • La huelga es para proteger los privilegios de los sindicatos
  • Los funcionarios (todos) son una pandilla de vagos
  • Foco en actos violentos
  • Falta de patriotismo (¡)
  • Quien no trabaja es porque no quiere (¡)

Un montón de barbaridades. No sé si se habrán leído la Reforma Laboral, pero si lo han hecho, no va con ellos. Hay muchos que trabajaron ayer a los que respeto sus razones (sobre todo hay casos donde realmente se juegan el puesto de trabajo y eso hay que vivirlo para opinar), pero a los que simplemente se limitan a definir a los sindicatos y funcionarios como gente que no trabaja, que los estudiantes que hacen huelga es para poder irse de puente y lindezas así…pues me entristece. Sienten que hay dos tipos de personas: ellos (que no tienen por qué ser empresarios) y los demás (que estamos para servir y satisfacer sus necesidades). Los trabajadores somos mercancía, recursos a explotar para bien de una clase superior, una nueva nobleza que enarbolando la bandera del neoliberalismo más salvaje creen en la americanización de la sociedad porque de momento tienen dinero. Son gente que no mira al camarero cuando les sirve, que desprecia al que no piensa como ellos. Gente cuyo propio ombligo es el centro del mundo. Son un club al que no quiero pertenecer.

Si alguien conoce alguno díganle que no son todos son iguales, que hay sindicalistas, funcionarios, empresarios y políticos que son íntegros. Por eso, si generalizan, nos insultan. Y díganles también que la vida da muchas vueltas, y que es posible que ellos (o su hermano o su hijo) un día se hagan un esguince y que en pocos días según la nueva reforma laboral los pueden poner en la calle de manera procedente. Y bajarle el sueldo sin motivo aparente. Y muchas cosas más.

La reforma laboral va a hacer daño a mucha gente. Solo deseo, que ya puestos a joder haya un poco de justicia poética y a estos “nobles” les perjudique la reforma los primeros. Seguro que les viene bien una cura de humildad.

Por qué iré a la Huelga el 29 de Marzo

Ríos de tinta corren con lo de la huelga general. Depende de la fuente de donde leas, la huelga es necesaria para protestar por el atropello a los trabajadores y es una “huelga justa” o es una pataleta de los sindicatos al ver mermados sus privilegios y por ello montan una “huelga ideológica”. En fin.

La verdad es que todo está tan enmarañado que es imposible no sentir un poco de asco ante todo lo que ocurre: la situación económica, la gestión pésima de todos los políticos (TODOS, DE CUALQUIER PARTIDO) y el intento constante de manipulación por parte de los medios de comunicación.

Como casi todas las cosas en la vida, todo sería más fácil con un poco de equilibrio y transparencia. En el tema que nos ocupa, la reforma laboral le da un poder casi absoluto a los empresarios para tomar decisiones en pos de  “mejorar la competitividad”. Y debemos suponer que esa mejora en la competitividad hará que en el medio plazo se comience a generar empleo. Pero para esto debemos partir de que TODOS los empresarios son socialmente responsables y que invertirán lo conseguido en las mejoras de la Reforma en fomentar el bienestar de la comunidad, y para nada pensarán en sus beneficios privados por encima de cualquier otro indicador…como si la vida fuera una serie de Disney Chanel.

Pero ojo, entre el blanco y el negro hay una infinita gama de grises. Hay empresarios esclavistas y otros a los que admiramos su comportamiento. Y sindicalistas vagos que solo miran por su propio ombligo y otros que no paran de dar la cara por ellos mismos y los derechos de los trabajadores. Esto lo hemos visto todos.

Nuestra única salida es apoyar a los mejores. Hay que apoyar social y económicamente (por cierto, la reforma no hace esto…) a emprendedores y autónomos. Así mismo hay que dar voz a los sindicatos que realmente representen los derechos de los trabajadores, que nos defiendan ante atropellos que ocurren todos los días y denunciar a aquellos sindicalistas que utilizan su puesto como un privilegio o como si le hubiera tocado el sueldo de Nescafé.

A mi no me gustan los sindicatos que tenemos ahora. Creo que podían haber actuado distinto desde el principio de la crisis hasta ahora, pero en definitiva, me da igual, porque considero que se está poniendo en peligro a toda la clase media. Y necesito protestar de alguna manera.

Iré a la huelga, porque están recortando mis derechos y mi seguridad laboral, porque priman el beneficio económico privado por encima de cualquier otro indicador (incluido el bienestar social), porque dudo mucho que TODOS los empresarios hagan un “uso consecuente” de la reforma y sobre todo, porque creo que esta reforma aumentará la distancia entre ricos y pobres, como ya está ocurriendo.

Necesitamos buenos empresarios que generen empleo, necesitamos buenos sindicatos que nos defiendan de abusos. Tomo partido por los dos, no tiene sentido posicionarse en un solo bando.

p.d Por cierto, menos recortes y más politicas fiscales alternativasImage