Season II- Epílogo: Carta al Señor Montoro

Usted no me conoce, y quizá no conozca a mucha gente que gane menos de 50000 € al año. Somos esas personas que ustedes han decidido que paguen por la mala gestión de otros. Somos esas personas que lo van a pasar mal, que sufrirán para llegar a fin de mes, los que nos quedamos en paro, los que cerramos negocios…en definitiva, somos aquellos que van a pagar la factura de un banquete que ni siquiera hemos olido.

Montoro, cambiador de opinión. Caricatura de Kikelin

Desde que llegaron aquí, nos han tratado como estúpidos, como gilipollas. Lo que  niegan rotundamente un día, lo afirman sin mover un músculo de la cara otro. Posiblemente porque esa cara sea de piedra.

Y aquí no pasa nada. Mientras el inútil de su jefe se va al futbol, entregar Códices o a hacer el ridículo a Europa chuleándose y cabreando a quienes nos tienen que ayudar, usted dice perlas como la de hace dos días, que tenía que subir el IVA porque “si lo pagaran más quien lo tiene que pagar no habría que subirlo tanto”. Por eso han creado la amnistía fiscal, ¿verdad? para que se defraude menos. Y los que ya pagaban y cumplían con sus obligaciones, que se jodan.

La política de ustedes consiste en que paguen justos por pecadores. Con la cara dura y con la poca vergüenza además de no darnos explicaciones.

Se refugian en la herencia recibida. No cumplir la palabra dada, mentir, no dar explicaciones, legitimar a defraudadores, que todo, absolutamente todo caiga sobre los hombros de las clases medias…no tiene nada que ver con el ingenuo Zapatero, por muy mal que lo hiciera.

Pero lo peor de todo es que todavía quede gente que crea en ustedes. En otro pais (como Islandia, por ejemplo) la sarta de mentiras e incompetencias demostrada por ustedes los habría llevado a la calle en menos de 6 meses. Pero aqui, no. Aquí lloramos cuando meten en la cárcel a uno de los suyos. Es lo que más me cuesta entender. Hace año y medio, por ejemplo, ustedes movilizaron a sus votantes para bloquear una posible subida del IVA porque provocaba todo lo que Aguirre sostiene en el cartelito. Hoy intentan convencer a los mismos votantes de que no hay salida y que es necesario. Algo así como si lo sube el PSOE =Malo y si lo subimos nosotros =Sin alternativa. Sin comentarios.

Espe hace año y medio. Qué tiempos

Llevo un año y medio con este cutreblog denunciando esa apatía, sacando mis demonios internos intentando comprometerme con mis vecinos de pueblo, region o pais, echándole humor a situaciones penosas…y ya me he cansado. Antes pensaba que justificabamos ciertas actitudes porque vivíamos bien y no teníamos ganas de problemas. Hoy ustedes se mean en nuestra cara y nosotros abrimos la boca.

Y nadie hace nada. Vemos a los mineros, la subida del IVA, el silencio sobre Bankia, los recortes (ni ajustes ni reformas, RECORTES) cayendo sobre los mismos presupuestos, la sumisión hacia Alemania, ignorar las soluciones francesas (infinitamente más justas), los eufemismos…nadie hace nada.

Sr Montoro, se que usted no tiene la vergüenza necesaria para admitir que estamos INTERVENIDOS. Como Grecia, Irlanda y Portugal. Y que seguirán utilizando la táctica de postponer los comunicados ad nauseam…porque son así de inútiles y nunca admitirán que nos están vendiendo a los bancos alemanes. Y si tenían alguna capacidad de maniobra, lo han hecho todo al revés, dejandonos vendidos ante los mercados neoliberales que ustedes defienden. Sus reformas solo nos llevan al estrangulamiento, al paro, al no consumo y en definitiva, a la miserización de las clases medias y al hambre en las bajas. Están condenando a una generación entera.

Resumiendo, que su gobierno sobra, que usted sobra y somos muchos, muchísimos los que nunca les perdonaremos su mediocridad, falsedad e incompetencia. Usted y los suyos nos están robando el futuro y la ilusión. Lo único de lo que me quedan ganas es de salir de aquí e irme lejos a vivir (a Laponia, por ejemplo). Por todo ello, Sr Montoro, dejará usted (y sus compañeros) un recuerdo en la historia de la que que se avergonzarán sus nietos. De tiempo.

EPÍLOGO

Hoy termino la serie “Contra la estupidez humana” donde personalmente me he dado cuenta de que aunque no somos mucho mejores que los animales, hay gente fantástica por ahí y lo he pasado muy muy bien.

Volveremos.

Anuncios

Más #primaverasvalencianas y menos silencios.

Ha tenido que soltar la policía unas cuantas hostias para sacarnos de nuestro estupor. Los estudiantes del Instituto Lluis Vives nos han dado una lección de valentía saliendo a la calle a protestar por la ausencia de calefacción, por la injusta reforma laboral, por nuestros derechos. Han sido estudiantes, como en mayo del 68, como en Tian’anmen, como siempre.

Educando a la Ciudadanía, según nuevos tiempos

Me pregunto cuantos padres de estos jóvenes son votantes confesos (y cautivos) del PP (digan lo que digan, responsable de depurar responsabilidades de este sinsentido). Y me pregunto además, qué tiene que ocurrir en este país para que respondamos a las mentiras y a las provocaciones. Creo que en cualquier otro país europeo los políticos no tendrían cojones a reírse en nuestra cara como lo está haciendo el PP en estos pocos meses de gobierno. Ejemplos de contradicciones dichas con seriedad y con cara de no haber roto un plato ya hay unas cuantas. Imagínense a Rajoy dando explicaciones en Islandia, a ver lo que duraba!

Pero aquí sí, aquí sí le damos cuerda a personajes así. Tiburones como De Guindos, absolutos incompetentes como Wert (es que no ha dado una desde que ha llegado). Lo peor de todo, es que no solo no reconocen los errores, sino que se justifican con argumentos peregrinos que atentan directamente contra nuestra inteligencia.

La cosa está “regulera”. Un ejemplo: la reforma laboral de 1889 propugnaba que los empresarios no podían hacer con los trabajadores lo que quisieran, y se estableció una relación de igual a igual. Las leyes de hoy nos llevan directamente a finales de ese siglo XIX.

Javier Marías nos hablaba hace poco de que ya no nos importa la reputación. Que no nos da vergüenza que nos pillen, que no solo el fin justifica los medios sino que además, compensa cualquier rechazo o castigo que podamos sufrir por parte de la sociedad. Lo único es evitar la cárcel. Teniendo esto, lo que piensen los demás importa una mierda. No es una cuestión de ideología, ni de ser del PSOE ni de fascistas ni de nada de eso, es algo superior: Es una cuestión de principios y de vergüenza torera. Nos están escupiendo a la cara y nosotros devolvemos el gesto votándoles masivamente en las urnas. Mientras esto siga así, tendremos lo que nos merecemos. Porque nunca entenderé como millones de personas apoyan a políticos que legislan para contentar a una élite económica, y que además, no se den por aludidos cuando nos mienten. Que miren el programa del PP de antes de las elecciones y que se echen a llorar.

Tenía que ser en Valencia, cuna de la Gürtel, donde no hay dinero para gasoil para la calefacción y sí para visitas del Papa, carreras de Formula 1 y para construir aeropuertos donde no solo no hay aviones, sino que además hay que rehacer una parte!! Cuando se tensa tanto la cuerda se acaba rompiendo. Por cierto, yo también soy el enemigo.